A los proveedores que participaron en las compras consolidadas de medicamentos 2015 y 2016 les adeudan 5 mil millones de pesos señalan empresarios.

De ese total 80 por ciento corresponde a la compra de 2015 explicó Dagoberto Cortés presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam).

"La deuda más importante proviene del ejercicio de 2015 y en particular del último cuatrimestre del año pasado estas facturas ya están más que vencidas", detalló el representante de 28 laboratorios farmacéuticos, los cuales producen 60 por ciento de los medicamentos para instituciones del sector salud.

El resto corresponde a los contratos de 2016, del cual hasta el mes de marzo llevaban dos entregas.

En la lista de deudores, mencionó, hay de todo, desde nivel institucional hasta estados que participaron en la megacompra, cuyo objetivo es generar ahorros para el sector público.

"Casi todos deben, unos más, unos menos" sostuvo.

La compra consolidada de medicamentos, vacunas y material de curación de 2015, liderada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sumó 51mil millones de pesos.

A petición de la industria farmacéutica, en la compra consolidada de 2016 no se le permitió participar a Estados que arrastraban deudas como Veracruz y Tamaulipas.

Las que más están sufriendo a raíz de los adeudos, mencionó Cortés, son las compañías cuyo principal mercado es el sector público, pues invirtieron en producción y materia prima, pero no reciben los pagos.